Lo Nuevo

La competencia entre las stablecoins del Estado y las de empresas

  • Con la llegada de las criptomonedas, el sistema monetario se ha ampliado de manera notoria.
  • Con tantas criptomonedas respaldadas por empresas o emitidas por el Estado que se lanzarán en los próximos años, estamos asistiendo a una especie de "carrera armamentista digital".
  • Para muchos de estos actores estatales, el mayor adversario es el dólar de los EE.UU.  y las monedas criptográficas están emergiendo como una alternativa líquida a la supremacía de esta divisa.

Desde hace algunos años, y con mayor fuerza desde el 2018, se podría decir que ha habido una explosión sin precedentes de las denominadas “stablecoins” en el mercado.

Sean privadas emitidas por empresas comerciales, o públicas, emitidas por bancos centrales; respaldadas en físico, por un activo real o ligadas a otras criptodivisas, las criptomonedas están proliferando y tomando su lugar en el ecosistema económico mundial, originando una especie de competencia, que se registra a nivel mundial, entre las soportadas por un Estado y las nacidas en empresas o corporaciones.

Stablecoins corporativas

La criptomoneda de Facebook, Libra, la patente de Walmart para crear su propia criptodivisa, la creada por el gigante alemán de servicios financieros Allianz Global Corporate & Specialty SE (AGCS), y la cripto producto del trabajo de grandes bancos liderados por el UBS AG, una sociedad suiza de servicios financieros en Suiza, son algunos ejemplos de stablecoins desarrollados por grandes corporaciones.

Otro ejemplo es la stablecoin USD Coin por la empresa Circle. Esta es una empresa de pagos de respaldada por Goldman Sachs, con el apoyo de Coinbase. La cripto se ejecuta en la blockchain de Ethereum y está destinado a ser utilizado por los clientes para pagos y transacciones dentro del espacio de la criptomoneda.

Por último, podemos mencionar el caso del quinto banco más grande del mundo, Mitsubishi UFJ Financial Group (MUFG). Su plan es desplegar una stablecoin que se vinculará 1:1 al yen japonés. La stablecoin de MUFG, se lanzará en cantidades selectas a clientes en Japón y los usuarios podrán usar una aplicación para convertir sus depósitos fiat en monedas MUFG. Luego se pueden usar para realizar pagos en tiendas y restaurantes y se pueden transferir a las cuentas de otros usuarios.

Mitsubishi UFJ Financial Group 

Las stablecoins de los actores estatales

Los Estados, al igual que las empresas, han visto en las criptomonedas una buena opción para el desarrollo económico.

En asia, Rusia está considerando abrir un centro comercial especial dedicado a los activos digitales en la frontera entre China y Rusia. Por su parte a inicios de años el gobierno de Irán anunció la de la criptomoneda Paymon, respaldada en oro y producto de una alianza establecida entre cuatro entidades bancarias locales: Bank Mellat, Bank Melli Iran, Bank Pasargad y Parsian Bank; y la empresa Kuknos como un medio para eludir las sanciones de Estados Unidos.

También, la segunda ciudad más grande de Corea del Sur, planea lanzar su propia criptomoneda y este proyecto ha sido respaldado por el gobierno del país asiático La criptodivisa podada como moneda “S”, estará vinculada 1:1 a la moneda local en la cuenta bancaria de BNK Busan.

En latinoamérica tenemos el caso de Petro, la criptodivisa de Venezuela la cual es reconocida como una divisa oficial, junto con el bolívar soberano. Con esta adopción, en 20 de agosto, 2018. Venezuela se volvió el primer país en tener una criptomoneda oficial.

Nicolás Maduro, Presidente de Venezuela presenta la criptomoneda Petro.

Su razón de ser

En opinión de los analistas de economía y política Wim Dierckxsens, Walter Formento:

Con la llegada de la criptomoneda, la amplitud del sistema monetario se ha ampliado de manera notoria … y aunque a menudo vemos el dinero como un valor neutral e incluso apolítico... toda forma de dinero es una construcción social y con ello también expresión de valores e intereses económico-sociales y de poder. El dinero en general y el dólar en particular, expresa Charles H. Smith, se crea y se distribuye desde la cúpula del poder económico mundial. Esta construcción social organiza y viabiliza la acumulación de riqueza y poder a favor de E.U.A. en general y de la élite financiera transnacional en particular”.

De acuerdo a los especialistas las stablecoins, se crearon como un puente entre las monedas cripto y las fiduciarias, en respuesta a la necesidad de controlar volatilidad de las criptomonedas que las precedieron, que en muchos casos se relacionan o comportan de acuerdo a la especulación que surge en los mercados, ocasionando tendencias hacia el alza o baja en el mercado donde actúan.

En ese sentido, Rune Christensen, directora ejecutiva y cofundadora de MakerDAO comentó que: “La verdadera clave para desbloquear el gran potencial de blockchain vendrá con la adopción generalizada de las stablecoin”. Lo que reafirma la creencia de que todavía queda mucho por ver al respecto.

En su documento El bitcoin en la geopolítica los analistas Wim Dierckxsens y Walter Formento, sostienen que:

Lo que hace que las cripto-monedas sean potencialmente tan diferentes como moneda, es el hecho de que están permitiendo que sus usuarios expresen su independencia del sistema actual y no están basadas en la deuda como todas las monedas fiduciarias. La cripto-moneda es una innovación que tiene el potencial de cambiar por completo el sistema financiero global y con ello las relaciones de poder. Crear e imponer una nueva construcción social, una nueva mediación en las relaciones sociales de producción de poder, a partir de cripto-monedas que permiten liberarse de los poderes económicos, políticos y sociales anteriores a este, no podría desarrollarse sin una gran batalla con y entre los diferentes poderes existentes, entre los que ascienden ganando posiciones de poder y los que declinan cediendo posiciones de poder económico, político y estratégico”.

Por tanto, es evidente que se podría estar gestando la posibilidad de que se presente en un futuro un conflicto financiero sobre el núcleo mismo de la organización de los sistemas monetarios existentes a nivel mundial.

En opinión de Mariana Di Pietrantonio: “Nadie puede pretender saber el futuro de las criptomonedas, pero lo que parece obvio es que las stablecoins están caminando en la dirección correcta — un paso hacia el futuro donde el monopolio de emisión dinero del gobierno es destruido por mercados justos a través de una competencia real”.

Ante esto surge una preocupación para los actores de esta dinámica tan innovadora que marca pauta en mercados de muchas latitudes, ¿qué moneda o recurso se convertirá en la base de la mayoría de las monedas del futuro?

Tal pregunta, inevitablemente, trae a colación un hecho digno de análisis y observación que contemplaría  responder 2 inquietudes:  ¿habrá un cálculo político? y ¿la política de poder jugará un papel preponderante?, según indica el trabajo periodístico de Anton Lucian en BeInCrypto.

Cada vez más se hace evidente que algunos gobiernos consideran optar por un cripto moneda y obligatoriamente entrar en el juego de la economía y política. Con tantas criptomonedas respaldadas por empresas o emitidas por el Estado que se lanzarán en los próximos años, estamos asistiendo a una especie de "carrera armamentista digital".

Para muchos de estos actores estatales, el mayor adversario es el dólar de los EE.UU.  y las monedas criptográficas están emergiendo como una alternativa líquida a la supremacía de esta divisa.