Lo Nuevo

Ciudad de Corea del Sur busca lanzar su propia criptomoneda

  • Busan, la segunda ciudad más poblada de Corea del Sur considera lanzar el próximo mes de noviembre una stablecoin local, apodada como moneda “S”.
  • La stablecoin estará vinculada 1:1 a la moneda local en la cuenta bancaria de BNK Busan.

Busan, localidad situada en el extremo sureste de Corea del Sur, considerada como la segunda ciudad más poblada después de Seúl, con aproximadamente 3,6 millones de habitantes, considera lanzar el próximo mes de noviembre una stablecoin local, apodada como moneda “S” y vinculada 1:1 a la moneda local en la cuenta bancaria de BNK Busan.

Este proyecto que busca revivir la economía local, va a promover la convergencia de la tecnología de las cadenas de bloques mediante la combinación de los sectores financiero, médico y logístico con recursos financieros, portuarios y turísticos locales, teniendo en cada área de implementación una compañía responsable. El proyecto será posible gracias a la colaboración de la ciudad con BNK Busan Bank, una filial del holding local BNK Financial Group.

Ambiente criptomaigable en Corea del Sur

Corea del Sur ha venido desarrollando políticas o dando condiciones favorables para la adopción y uso a movimientos financieros basados en el mundo de las criptodivisas y sus innumerables aplicaciones en la economía.

Entre las acciones que el gobierno ha ejecutado como antesala que impulsan el desarrollo del proyecto para que Busan pueda tener una criptomoneda están:

  • El gobierno asignó 1 billón de won (USD 880 millones) para invertir en el desarrollo de Blockchain en 2019, creando un clima propicio para la adopción del Bitcoin.
  • A principios de febrero del 2019, Busan firmó un Memorándum de Entendimiento (MoU) con la compañía Blockchain Hyundai Pay, con el propósito de promover la industria de cadena de bloques a través de la "contribución al desarrollo de la industria local de las TIC a través del crecimiento mutuo con negocios relacionados".
  • En el mes de abril de 2019, la ciudad de Busan fue seleccionada como la ciudad preferida para la zona libre de regulaciones de blockchain de Corea del Sur gracias los planes de negocios propuestos por Busan.
  • El mayor banco, tanto por valor de los activos como por capitalización de mercado de Corea del Sur, y un importante prestamista comercial, el KB Kookmin, desarrollarán soluciones de custodia de cripto activos junto a la firma de tecnología Blockchain Atomic Labs, y además, explorarán la gestión de activos digitales.
  • Aparte de Busan, la Ciudad de la Innovación de Munhyun y la Ciudad de la Innovación Centum albergarán una organización de apoyo a la industria blockchain.

El gobierno de Corea del sur , a través del Ministerio de PYMES, indicó que, "proporcionará un amplio apoyo si Busan desarrolla su propia estructura monetaria basada en una cadena de bloques o una economía de fichas", según puntualizó el portal Bussines Korea en abril de este año, lo que se podría considerar como otro importante punto de soporte e impulso para la puesta en marcha de esta nueva moneda digital.

Un país tecnológico por excelencia

Corea del Sur es un centro de alta tecnología mundial, con destacada importancia en electrónica de consumo, tales como electrodomésticos, computadoras, celulares, lo integra gente asidua a los e-sports y fanática de la innovación global; así que no es de extrañar que la cripto Bitcoin esté a punto de hacer historia en el país.

Un informe sobre inversiones de Cindicator, una empresa de fintech que permite una gestión eficaz de los activos a través de análisis predictivos basados en la Inteligencia híbrida, indica que la reciente regulación de este ámbito, la escena de intercambio de criptomonedas, junto a la historia y la cultura de Corea del Sur, convergen positivamente como un todo, y permiten que surjan en conjunto las claves necesarias para la óptima aceptación y adopción de monedas cripto.

Su población que asciende a los 50 millones, lo que representa alrededor del 30% del total del comercio de criptomonedas a nivel mundial, y dibuja claramente un panorama abierto para el éxito en el desarrollo y uso de esta nueva moneda “S” en Busan.

Alrededor del 30% de todos los trabajadores asalariados posean cripto activos de algún tipo y comercian con estos con frecuencia. Esto pone de manifiesto el apetito por las criptomonedas que tiene la población de Corea del Sur, que los ha llevado incluso a pagarla por encima del precio del mercado, de acuerdo al portal Cripto247

Promoción del civismo e impulso para la economía

Los analistas del medio comentan que, como consecuencia de la adopción de esta nueva moneda, se proyecta incentivar a la ciudadanía para que participe activamente en la gobernabilidad y facilitar la cooperación entre los ciudadanos.

Cuando los ciudadanos utilicen los servicios públicos, paguen sus impuestos, o participen en encuestas públicas, recibirán nuevas monedas S. También, se resalta la posibilidad de que los padres entreguen “S” a sus hijos, quienes las podrán canjear por golosinas en ciertas tiendas inscritas para esto.

El gobierno espera que esta moneda digital sirva como un instrumento de influencia en el comportamiento de la gente como parte de una comunidad y en el desarrollo de una ciudad inteligente, indicó medio digital Cointelegraph

La puesta en marcha del plan cuenta con el apoyo del presidente de Corea del Sur, Moon Jae-In, quien declaró que la innovación regulatoria en relación con la tecnología de cadenas de bloqueo es ahora una cuestión de supervivencia.

"Si bien la innovación regulatoria en la era de la industrialización era una cuestión de elección, ahora es una cuestión de supervivencia, ya que estamos experimentando la cuarta revolución industrial, caracterizada por fusiones entre industrias y campos", comentó el presidente ede Corea del Sur, Moon Jae-In,

Ahora solo queda a esperar para ver cómo Busan liderará el mercado del blockchain con la implementación de este proyecto, la aceptación de su población, si se darán  ejemplos de civismo a medida que se adopte la moneda S; y por último, si se contagiará en el futuro, a otras ciudades de Corea del Sur en la misma sintonía tecnológica.