¿Qué es la Web3 o Web 3.0?

Ingrese su dirección de correo electrónico para continuar.

  • BTC / MXN:
  • BTC / USD
  • ETH / MXN
  • ETH / USD
  • BTC / MXN:
  • BTC / USD
  • ETH / MXN
  • ETH / USD

© 2020 Bitcoin Mexico - El mejor portal Bitcoin.
All rights reserved.

Contact by email info@bitcoin.com.mx.

¿Qué es la Web3 o Web 3.0?

hace 5 meses
¿Qué es la Web3 o Web 3.0?
  • La Web3 se centra en la propiedad del contenido que se encuentra en Internet.
  • La Web3 se refiere a un ecosistema en línea descentralizado que se encuentra basado en la tecnología blockchain.
  • La Web3.0 apunta a ser verificable, autónoma, distribuida y sin permiso.

A lo largo de 2021 se ha difundido el uso del término Web3, pero ¿qué es? ¿Por qué es tan importante? La Web3, también conocida como “Web 3.0” representa la próxima generación del Internet, el cual estará enfocada en la transferencia del poder desde las grandes empresas a los usuarios individuales.

Entonces, si hay una Web3, ¿debería de existir una Web1 y una Web2? Sí, y es necesario comprenderlas antes de enfocarse en esta última generación.

Web1

Como resulta evidente, la Web 1 es la primera versión del Internet que llegó a fines de la década de 1990 .Particularmente la Web 1 hace referencia a la generación del Internet antes de la fiebre de los Dotcom.

Esta generación estaba comprendida por sitios web estáticos. En ese momento en Internet únicamente se podían leer contenidos básicos, pero no interactuar con él, por lo tanto, los usuarios eran consumidores pasivos de contenido.

Web2

A medida que se actualizaron los servidores, aumentaron las velocidades de conexión promedio y los desarrolladores aprendieron nuevas habilidades y técnicas, se dio la transición de Web 1 a Web 2. De hecho, el término de Web2 se inventó al mismo tiempo que el de Web1 en 1999 por Darcy DiNucci con el objetivo de comparar una generación con otra.

La diferencia fundamental entre estas dos generaciones del Internet reside en cómo los usuarios consumen el contenido. Previamente, era de forma pasiva, pero, con la Web2, se centraron en la interactividad y en los usuarios. Ahora los usuarios no solo consumen contenido, también crean el suyo y lo publican en blogs como Tumblr, YouTube o Twitter.

Esta era del Internet es también conocida por ser la era de la centralización, en la que un puñado de grandes empresas privadas, como Google o Facebook (ahora Meta), adquirieron un poder relevante en el Internet. Con el tiempo, este poder se hizo cada vez más evidente a medida que el público se dio cuenta de que estas empresas recopilan sus datos personales y los utilizan para su propio beneficio.

Pero, además, en la Web2 se experimenta un problema asociado a la portabilidad de los datos y la capacidad de llevar su información con usted. Por ejemplo, si compra una aplicación a través de una plataforma, es posible que no funcione en otras.

El paso a la Web3

El término de la Web3 da paso a la fase de “lectura / escritura / propiedad” del Internet. A diferencia de la Web2, en esta generación se centra en la propiedad del contenido que se encuentra en Internet.

Algunas de las características de la Web3 son:

  • Verificable.
  • Autónomo
  • Distribuido
  • Sin permiso.

De esta manera, en lugar de utilizar plataformas gratuitas monetariamente a cambio de los datos personales, los usuarios pueden participar en la gobernanza y el funcionamiento de los protocolos.

Y, ¿cómo se logra esto? Pues la Web3 se refiere a un ecosistema en línea descentralizado que se encuentra basado en la tecnología blockchain; lo cual implica que se encuentra en una red descentralizada de muchos nodos de igual a igual.

Relación cripto- Web3

Las aplicaciones de Web3 son conocidas como DApps, o aplicaciones descentralizadas y es uno de los términos claves para comprender esta nueva generación del Internet.

Las criptomonedas juegan un papel clave en muchos de estos protocolos al proporcionar un incentivo financiero (tokens) para cualquier persona que desee participar en la red: desde su creación hasta su gobierno. Por consiguiente, la propiedad sobre el protocolo se otorga a través de tokens o criptomonedas. Si un usuario tiene suficientes tokens, tendrá voz y voto dentro de la blockchain, es decir, tienen poder de decisión sobre la red.

Pero, además, al ser generalmente los datos de la blockchain completamente públicos y abiertos, los compradores tienen una total transparencia sobre lo que sucede. Esto es clave cuando se compara con, por ejemplo, la compra de acciones de empresas privadas o centralizadas en las que existe información asimétrica.

Comparaciones prácticas entre la Web2 y la Web3. Imagen extraída de la página oficial de Ethereum.

Un aspecto importante es que la Web3 engloba una serie de términos claves, desde tokens no fungibles hasta el metaverso.

Importancia de la Web3

La Web3 representa una nueva revolución del Internet donde el poder lo tienen las personas. Esta nueva generación hace posible la proliferación de estructuras de gobernanza cooperativa.

Al final, cualquier cosa puede convertirse en un token: Una obra de arte, un mensaje en Twitter, cualquier cosa. Pero, además, en la Web3 el dinero es distinto. En lugar de depender de las redes financieras tradicionales, el dinero en la Web3 es instantáneo, global y sin permisos.

Aunque las criptomonedas surgieron mucho antes, fue en 2014 cuando Gavin Wood, uno de los desarrolladores de Ethereum, acuñó el término, de hecho, actualmente Wood dirige la Fundación Web3 que apoya a proyectos de tecnología descentralizada.

¿La Web3 ya existe?

Algunos podrían llegar a pensar que la Web3 es un concepto lejano a la realidad y que todavía no se ha aplicado. No obstante, la realidad es que ya se encuentra en uso.

Por ejemplo, Reddit se encuentra trabajando en Web3 al intentar idear una forma de usar tokens para permitirle a los usuarios poseer parte de las comunidades en las que participan.

Asimismo, la industria de los videojuegos se ha visto impactada por estos avances dado que ahora los jugadores podrán invertir en sus juegos favoritos y votar sobre cómo se deben ejecutar ciertas acciones. De hecho, empresas como Meta y Ubisoft ya se encuentran trabajando en la creación de mundos virtuales impulsados en parte por Web3.

¿Cuáles son las preocupaciones respecto a la Web3?

En general la idea de la descentralización en la Web3 ha sido ampliamente debatida. Muchos realmente se preguntan si realmente ocurre una descentralización o es una ilusión.

Particularmente, aunque en sí el objetivo de la tecnología blockchain es la descentralización, esta también se concentra en las manos de los primeros en adoptarla y en los capitalistas de riesgo, por lo que las preocupaciones referentes a esta nueva generación del Internet se enfocan esencialmente en sí alcanza o no sus ideales.

De acuerdo con  Ethereum, la Web3 tiene algunas limitaciones:

  • Presenta un problema de escalabilidad dado que, al lograr la descentralización, las transacciones son más lentas.
  • La interfaz de usuario no es necesariamente amigable, por lo que interactuar con aplicaciones Web3 puede requerir pasos y educación adicional.
  • Hay una baja accesibilidad.

El camino para la creación de la Web3 está trazándose ¿ Estás listo para ser parte?

Te podría interesar:

Ingrese su dirección de correo electrónico para continuar.