Lo Nuevo

Breve guía sobre aplicaciones descentralizadas-DApp

  • Las aplicaciones descentralizadas (DApp) no dependen de un sistema central, sino que lo hacen de una comunidad de usuarios que la utilizan.
  • Las DApp se rigen por contratos inteligentes, sistemas de valores que se mueven de acuerdo a reglas ya preestablecidas.
  • Podemos ver estas aplicaciones en tres campos: herramientas financieras abiertas, infraestructura y juegos digitales coleccionables.

La llegada de las nuevas tecnologías, el blockchain y las criptomonedas llevó consigo a la incorporación de nuevos conceptos. Uno de ellos es el de aplicaciones descentralizadas. ¿Qué significan? ¿Cómo se utilizan? ¿En qué áreas se desarrollan? Aquí, una breve guía explicativa en torno a este tema.

En el Summit desarrollado por Andreessen Horowitz, Arianna Simpson fundadora de la Autonomous Partners, desarrolló el concepto en profundidad. Las aplicaciones descentralizadas (DApp) no dependen de un sistema central, sino que lo hacen de una comunidad de usuarios que la utilizan. Por ejemplo, Facebook es una aplicación que le pertenece a Mark Zuckerberg, por lo que podría descontinuarla en el momento que le parezca oportuno. Con la DApp, eso sería imposible y Bitcoin forma parte de estas aplicaciones.

Las DApp a su vez, se rigen por contratos inteligentes, sistemas de valores que se mueven de acuerdo a reglas ya preestablecidas. Su utilización es aplicable a través de la blockchain, la cadena de bloques inhackeable. Actualmente, estas aplicaciones están presentes en tres campos: herramientas financieras abiertas, infraestructura y juegos digitales coleccionables.

Herramientas financieras abiertas

¿Cómo se utiliza en este sector? Las aplicaciones descentralizadas trabajan en pagos, créditos, préstamos y también criptomonedas. Según informa Simpson, el 65% del mundo no tiene acceso a sistema de pagos. El enviar dinero a diferentes partes del mundo tiene el costo de una comisión de hasta el 15% y los bancos ponen muchas trabas a la hora de prestar dinero.

Los beneficios del dinero digital a través de las DApp ofrecen incluir a los excluidos. De las 1.7 billones de personas que están fuera del sistema de banco, 1.1 de ellas tiene acceso a celulares. Lo que significa que las condiciones están dadas para que esas personas se sumen al mundo cripto a través de Internet. Además, esta nueva modalidad disminuiría los crímenes, la corrupción y los costos de transferencia, a la vez que entregará mayor seguridad y transparencia. También entregaría créditos a tasas bajas.

El mundo cripto encuentra algunas limitaciones hoy en día: la volatilidad y bajo volumen de sus transacciones, más la dificultad de sus interfaces. Igualmente, hay soluciones a estos problemas. Por ejemplo, Lightning, la red P2P construida sobre bitcoin, que permite la tramitación de pagos de forma casi instantánea.

Lightning propone que la escritura sobre la cadena de bloques se utilice exclusivamente para gestionar la apertura y cierre de canales de pagos bidireccionales. Un usuario puede enviar bitcoins a cualquier otro destino dentro de la red. Para ello, Lightning encamina cada transacción entre nodos no confiables, siguiendo una ruta formada por varios canales de pagos contiguos hasta alcanzar al destinatario final, con comisiones reducidas.

Otro caso es el de la plataforma Maker, que en un año realizó préstamos de 200 millones de dólares. “Esto rompe el mito de que nadie usa criptomonedas”, manifiesta Simpson. A la reconocida compañía de préstamos, Lending Club, le llevó cinco años alcanzar ese volumen.

Te podría interesar:

Infraestructura

Las aplicaciones descentralizadas también trabajan en este campo. Como necesitan un alto poder de procesamiento, almacenamiento y memoria para la cantidad de datos proporcionados surgió la propuesta de Filecoin. Esta parte de un almacenamiento digital cooperativo basado en una cadena de bloques.

Así como la empresa Airbnb permite compartir tu casa, Uber armó una red de autos, se podría hacer el mismo sistema de colaboración para aquellos que les sobra espacio de almacenamiento y quienes lo necesitan.

Te podría interesar:

Juegos digitales coleccionables

A través de blockchain, las aplicaciones descentralizadas les permiten a los usuarios de videojuegos lograr algo que hasta el momento era imposible: ser propietario real de armas, personajes o cualquier parte del juego.

La llegada de Fornite revolucionó al mundo digital: el videojuego es gratuito, aunque los adicionales si son pagos. Cuenta con 250 millones de jugadores, que juegan una media de 6-10 horas por semana y tuvo ganancias de 2.4 billones de dólares el año pasado. Sin embargo, no tiene tecnología descentralizada, por lo que ningún usuario es dueño de lo que tiene.

La actualidad de CryptoKitties es muy distinta: el juego creado en 2017, en el que las personas colectan gatitos, sí les ofrece a los usuarios poder vender y obtener ganancias de lo que compraron. El precio de algunos llegó a valer hasta 170.000 dólares. En su punto máximo, CryptoKitties contribuía con un promedio del 30% del volumen diario de las transacciones de la red ethereum.

Te podría interesar:

Las aplicaciones descentralizadas suman de a poco mayor cantidad de adeptos y se vuelve una tecnología fuerte. Con muchos campos todavía por explotar, se espera un mayor crecimiento en el corto plazo.