Inversores en India tendrán un impuesto por el airdrop de Terra

Ingrese su dirección de correo electrónico para continuar.

  • BTC / MXN:
  • BTC / USD
  • ETH / MXN
  • ETH / USD
  • BTC / MXN:
  • BTC / USD
  • ETH / MXN
  • ETH / USD

© 2020 Bitcoin Mexico - El mejor portal Bitcoin.
All rights reserved.

Contact by email info@bitcoin.com.mx.

Inversores en India tendrán un impuesto por el airdrop de Terra

hace un mes
Inversores en India tendrán un impuesto por el airdrop de Terra
  • Para recompensar a sus inversores que presentaron pérdidas por la caída de LUNA y UST,  Terra realizó un airdrop de LUNA 2.0  para aquellos que habían apostado por el proyecto.
  • A raíz de este airdrop las autoridades en India cobran un 30% de impuestos a quienes recibieron este beneficio.

En la búsqueda por recuperar la confianza de sus inversores y mitigar un poco las pérdidas, Terra entregó un airdrop para aquellos que habían apostado por el proyecto que finalmente se destruyó. Aunque en India se dio una curiosa acción de las autoridades: quienes hayan recibido el beneficio tendrán que pagar el 30%. Al parecer solamente cuentan las ganancias y no así las pérdidas.

El país asiático realizó lo que muchos otros desean: estableció una política fiscal para los activos digitales. Este impuesto es del 30% sobre los beneficios y no les permite a los inversores “compensar las ganancias de un token con las pérdidas del anterior”, según comunicó Bloomberg News.

Es así que si un ciudadano invirtió $1,000 dólares en Bitcoin y otros $1,000 en Ethereum, pero uno de los activos digitales cae, el usuario es el que pierde. Aunque si una o las dos criptomonedas ganan, el estado quiere su parte. ¿Es lógico?

Ley indú sobre ganancias

La desaparición del ecosistema Terra tal como se lo conocía causó pérdidas multimillonarias y el airdrop de LUNA 2.0 apenas fue una gota de agua dentro de un océano. Las autoridades quieren su parte sin importar lo que sus propios habitantes sufrieron.

El abogado especializado en tecnología Jay Sayta y el director ejecutivo de políticas de CoinDCX, Manhar Garegrat, hablaron con Bloomberg sobre el tema y, si bien la ley no se expresa detenidamente en los airdrops, estos creen que están incluidos en la política que entró en régimen en abril.

India, como cualquier otro país del mundo, quiere recaudar y utilizará la opción que más convenga a sus arcas.

La redacción de la ley es tan vaga, incluyendo la definición de activo digital virtual y la definición de transferencia, que estaría abierta a litigios o a la impugnación por parte del departamento de impuestos”, expresó Sayta.

Tal como reveló el vicepresidente de WazirX, Rajagopal Menon, más de 160, 000 inversores tenían LUNA en los intercambios indios el 9 de mayo. Una semana después, ese número había crecido en un 77%, ya que muchos pensaban que el token se recuperaría, lo que no pasó. No hay datos claros sobre TerraUSD (UST), la otra moneda importante dentro de la red de Terra.

Regalo y no una ganancia.

¿Habría una forma de que los inversores indues eviten pagar el 30% del airdrop? Sí, en caso de que la ley contemple al airdrop como un regalo y no como una ganancia. Esto evitaría que abonen el 30%, aunque sí tendrán una retención. El pago será “en función del rango de ingresos del contribuyente”. Esta teoría la apoya Anoush Bhasin, fundador de la firma de asesoría de impuestos de criptomonedas Quagmire Consulting

Los expertos creen que habrá dos etapas de impuestos, independientemente de si algo es un regalo o un ingreso. La primera es la tasa plana del 30% o el impuesto sobre los airdrop en el momento de la entrega. A continuación, se aplicará otro tipo fijo del 30% a los ingresos obtenidos por el token si se vende después de que su valor aumente”, describe Bloomberg.

La ley de gravado de activos digitales en India desconoce los riesgos de las inversiones financieras y solamente aprovecha cuando el mercado está en verde. Se rigen bajo el lema de que las ganancias son de todos y las pérdidas de unos pocos.

Te podría interesar:

Ingrese su dirección de correo electrónico para continuar.