Lo Nuevo

HSBC cierra cuentas ligadas a protestas en Hong Kong

  • El banco HSBC cerró una cuenta utilizada para recaudar fondos destinados a los grupos de protesta que hay en Hong Kong.
  • Anthony Pompliano, cofundador de Morgan Creek Digital, mencionó que la “no confiscación” de Bitcoin es cada vez más atractiva en situaciones como la que se vive en Hong Kong para hacer frente a represión de las libertades civiles.
  • Este hecho demuestra la importancia de la existencia de dinero digital descentralizado como Bitcoin u otras criptomonedas.

Cada día surgen nuevas evidencias de la necesidad existente de dinero digital descentralizado como Bitcoin u otras criptomonedas, y de su capacidad de ser regulado por las personas participantes en la alza o baja de su valor y no por alguna institución o país que gobiernes su valor y procedimientos.

Un ejemplo de ello son las protestas en Hong Kong, las cuales llevan ya más de cinco meses. Conforme se intensificaron los conflictos por dichas protestas, también aumentaron los grupos que apoyan el Proyecto de Ley de Enmienda a la Ley contra la Extradición.

En dicho contexto, existía una cuenta bancaria en HSBC para ayudar en actividades de protesta de crowdfunding a gran escala. Sin embargo, de acuerdo con el diario Hong Kong Economic Journal el 18 de noviembre pasado, el banco cerró dicha cuenta debido a que justamente estaba siendo utilizada para transferir fondos procedentes de diversas personas para apoyar las actividades de los manifestantes.

Cierre de cuenta debido a una “revisión regular”

Después de más de 150 días de manifestaciones en la Región Administrativa Especial de Hong Kong de la República Popular China,​ las cuales se encuentran cercanas a alcanzar un punto de inflexión cada vez más violento, la institución financiera señaló que su decisión de cerrar dicha cuenta bancaria, se debe a un procedimiento formal, ya que puntualizó que la cuenta bancaria estaba siendo utilizada de manera inconsistente, con el propósito original de su apertura.

HSBC brindó al o los propietarios de la cuenta, un período de aviso de 30 días el cual expira esta semana, y con él, la disponibilidad de acceder a dicha cuenta. En información conseguida por el portal especializado Bloomberg, Vinh Tran, una portavoz del banco señaló:

Como parte de nuestra responsabilidad de conocer a nuestros clientes y salvaguardar la industria financiera, revisamos regularmente las cuentas de nuestros clientes. Si detectamos actividades que difieran del propósito declarado de la cuenta, o información faltante, revisaremos proactivamente toda la actividad, lo que también puede resultar en el cierre de la cuenta.

HSBC y Hong Kong

De acuerdo con el portal especializado, la compañía bancaria HSBC ha mantenido su fuerte presencia en la ciudad, debido a la supuesta presión que tiene para “mantener su posición con los residentes allí”.

Cabe señalar que la firma se hizo con más del 35 por ciento de sus ingresos ajustados de Hong Kong, solo en los primeros nueve meses que van de enero a septiembre del presente año 2019 y supuestamente, en octubre declaró que su negocio en la ciudad seguía siendo sólido, a pesar de las problemáticas políticas existentes.

El poder del Estado

En octubre, días después de que los residentes de Hong Kong redoblarán sus protestas tras el 70 aniversario de la República Popular de China, Anthony Pompliano, el cofundador de Morgan Creek Digital, mencionó que la “no confiscación” de Bitcoin es cada vez más atractiva en situaciones como la que se vive en Hong Kong, ya que frente a la represión de las libertades civiles, a través de los poderes de emergencia y los residentes, estos acudían en masa a los cajeros automáticos de la ciudad.

Así mismo, los diversos procesadores intermediarios de pagos en activos digitales también han provocado una molestia entre la población, debido a su aparente susceptibilidad a las presiones políticas, como se demostró con la reciente controversia sobre BitPay, tras las afirmaciones de que bloqueó las donaciones a Hong Kong Free Press durante varias semanas.

Daños colaterales

Las protestas polarizadoras en Hong Kong se han convertido en un verdadero dolor de cabeza para firmas tecnológicas como Apple o Activision Blizzard, compañías que han sido el foco de diversas presiones políticas, con la finalidad de cortar cualquier vínculo percibido con el movimiento pro-democrático de la ciudad, además de sufrir posteriormente la reacción pública.

Sin embargo,  es importante señalar que las instituciones bancarias deben prestar sus servicios sin que la inclinación política de sus clientes afecte el uso de los mismos.  Los bancos están obligados a evaluar de manera efectiva el riesgo" con respecto a la actividad de la cuenta, asegurando la consistencia de su propósito declarado y fuente de financiamiento, dijo la Autoridad Monetaria de Hong Kong en un comunicado separado el lunes.

Te podría interesar: