Lo Nuevo

Uganda utiliza Blockchain para combatir los medicamentos falsos

  • El gobierno de Uganda estableció una alianza con la empresa de blockchain MediConnect, para desarrollar una plataforma identificar medicamentos falsificados y evitar su distribución en la cadena de suministro farmacéutica.
  • El 10 por ciento de los medicamentos que se recetan en Uganda son falsificaciones o versiones de baja calidad.
  • Estos medicamentos llegan a causar la muerte de hasta 158,000 personas en el África subsahariana cada año.

El gobierno de Uganda estableció una alianza estratégica con la empresa de cadena de bloques, MediConnect, para instalar una infraestructura a nivel nacional y aprovechar, entre otros atributos, la transparencia que esta ofrece para garantizar la procedencia de los medicamentos, evitando la distribución medicamentos falsificados.

Yoweri Museveni, presidente de Uganda, dijo al respecto que, “su gobierno abordará la propagación de medicamentos falsificados mediante el uso de una cadena de bloques”, siendo MediConnect el responsable de rastrear los medicamentos de los fabricantes a través de farmacias y pacientes.

La plataforma ayudará a las autoridades ugandesas a hacer frente a la prevalencia de las falsificaciones, una labor innovadora que tiene como finalidad contrarrestar con eficacia este tipo de contrabando, así como la venta de drogas ilícitas.

Hospital Kitgum, Uganda. Fundación El Alto.

Política farmaceútica en  África Oriental

Esta acción innovadora va al unísono, entre otras cosas, con lo establecido en diciembre de 2017, cuando la Comunidad de África Oriental adoptó su Segundo Plan de Acción sobre la Fabricación Regional de Productos Farmacéuticos para el período 2017–2027.

El principal objetivo del Plan de Acción, es impulsar la fabricación regional de productos farmacéuticos, a fin de reducir la dependencia de los productos importados, que en la actualidad representan un 70 % de la oferta, y ampliar la cartera de productos regionales para dar cobertura a más del 90 % de las afecciones que se registran.

Además, van en concordancia con las acciones de los Ministros de Salud de los países de la Unión Africana que en mayo de 2018, aprobaron establecer un tratado por el cual la Agencia Africana de Medicamentos, proporciona un marco regulatorio común sobre productos médicos para los países de la Unión Africana y para organizaciones regionales, que incluye sistemas de garantía en la calidad de los medicamentos y otros productos farmacéuticos, a fin de combatir la presencia de los medicamentos falsificados en toda la región.

Ante este panorama, Dexter Blackstock, director ejecutivo de MediConnect indicó que era necesario que el Presidente y el Ministro de Salud del país, actuaran con rapidez para abordar el problema de la falsificación de medicamentos que lo sacuden, y prometió lograrlo con un marco seguro y escalable para el seguimiento de cualquier medicina.

Te podría interesar:

Medicamentos falsos en África

África se ha convertido en un centro neurálgico para los traficantes de medicamentos, desde vacunas hasta antirretrovirales, un negocio muy lucrativo de $200 mil millones de dólares que provoca la muerte de miles de víctimas.

El 10 por ciento de los medicamentos que se recetan en Uganda son falsificaciones o versiones de baja calidad en comparación con el medicamento real. Estos medicamentos llegan a causar la muerte de hasta 158,000 personas en el África subsahariana cada año.

Entre los tipos más comunes de medicamentos de baja calidad en el mercado ugandés los medicamentos antipalúdicos y las píldoras anticonceptivas de emergencia. Sólo en 2013, 122 mil niños menores de cinco años, murieron en los países del África subsahariana por haber tomado medicamentos falsos contra la malaria, según el American Journal of Tropical Medecine and Hygiene.

La facturación por productos médicos falsos representa al menos el 10% o 15% del mercado mundial total, según las estimaciones.  Un valor que podría alcanzar hasta 200 mil millones de dólares, según datos del Foro Económico Mundial, una cifra que se ha multiplicado por tres en los últimos cinco años.

Con este convenio, no sólo las políticas de salud se enfocan a combatir con eficacia el contrabando y distribución de medicamentos falsos y de menor calidad, sino que se refuerzan al ser soportadas en los principios que dan vida a la tecnología Blockchain, complementando los esfuerzos del gobierno.

Con este paso adelante se fortalecerá el sistema de salud, al poder detectar medicamentos de baja calidad, falsificados o no registrados, y al tener un control eficaz en la materia, se podrán describir con precisión la calidad, empaque y registro del producto.