Lo Nuevo

Tres caminos para la relación Bancos Centrales - activos digitales

  • El Vicegobernador del Banco Central de Francia señaló que hay tres opciones para que los Bancos Centrales se relacionen con las criptomonedas: prohibición, ignorarlas, o establecer y estandarizar las criptorregulaciones.
  • El vicegorbernador considera la tercera opción la más viable.
  • La regulación permitirá aprovechar las innovaciones que estas ofrecen con el potencial de cambiar el mercado de servicios de pago.

El pasado 16 de octubre, el Vicegobernador del Banco Central de Francia, Denis Beau, señaló en la conferencia del Foro de Instituciones Monetarias y Financieras en Londres, cuál es el lugar que ocupan los activos digitales en el actual sistema de pagos financieros en el mundo.

Beau puntualizó que el ecosistema tradicional, el cual tiene su base en los bancos, podría enfrentarse próximamente a cambios específicos debido a los avances de la tecnología en este ámbito, como lo es la cadena de bloques al igual que de libros mayores distribuidos.

Con la aparición de los llamados «Cripto-activos» como el bitcoin y los llamados «stablecoins», también podemos ver nuevos activos de liquidación que pueden competir y posiblemente, de acuerdo con sus promotores, reemplazar el dinero del banco comercial y del Banco Central como activos de liquidación en el centro de nuestros sistemas de pago”.

Continuando con esa idea, el Vicegobernador del Banco Central de Francia también consideró que las stablecoins con un gran tamaño y alcance, podrían sufrir en algún momento desafíos imprevistos de "importancia para todo el sistema, para la política de competencia y la estabilidad financiera y monetaria".

Denis Beau, Vicegobernador del Banco Central de Francia en el Hong Kong-Paris Financial Seminar. HKMA 

Relación Bancos Centrales - activos digitales

Es así que Beau señaló que los Bancos Centrales solamente cuentan con tres opciones para relacionarse con las monedas digitales.

La primera de ellas es ignorar los criptoactivos, sin embargo esta opción no aminoraría ningún riesgo potencial.

El primero sería ignorar los activos criptográficos. Pero incluso si los volúmenes en juego siguen siendo pequeños y no representan una amenaza para la estabilidad financiera, los riesgos que mencioné anteriormente deben ser dirigidos. Esto es tanto más cierto para las monedas estables que plantean los problemas más graves y merecen atención y respuestas antes de que puedan satisfacer una demanda significativa del mercado”.

La segunda opción sería prohibir la circulación de todas las divisas digitales.

El segundo curso de acción sería prohibir los criptoactivos por estos mismos motivos, riesgos en varios países como lo acontecido en China en 2013 y Rusia en 2017”.

Y la tercera opción disponible, la favorita en Europa y Francia, es establecer y estandarizar las criptorregulaciones en general.

Una tercera opción, y la que hasta ahora ha sido la respuesta preferida en Europa y Francia a las innovaciones con el potencial de cambiar el mercado de servicios de pago, es establecer regulaciones apropiadas que permitan conciliar dos imperativos clave:
- Primero, abordar los riesgos que mencioné.
- Segundo, preservar el potencial de innovación tecnológica que ofrecen los criptoactivos” señaló Denis Beau.

Te podría interesar:

Estandarización

El último punto que Beau considera el más apropiado para aplicar a las cripto monedas, es decir, la falta de estandarización de las regulaciones y procedimientos para los activos digitales y la cadena de bloques, anteriormente ya había sido identificado como un problema tanto por los reguladores como por los actores dentro de la industria.

De hecho, un informe presentado el 28 de septiembre del año pasado, de la empresa de servicios profesionales Deloitte señaló que justamente la inexistencia de una regulación en el ámbito de las monedas digitales, es un obstáculo importante para la adopción de blockchain.

De acuerdo con la consultora, para que pueda ser adoptada dicha tecnología por empresas a una escala masiva, la cadena de bloques debería superar cinco obstáculos principales: el peligro de que existan operaciones que consumen mucho tiempo, la falta de estandarización, los costos altos y la complejidad de blockchain, la incertidumbre regulatoria y la ausencia de colaboración entre las empresas relacionadas con blockchain.

“Hay buenas noticias para los entusiastas de blockchain: se están haciendo progresos para abordar estos obstáculos. Deloitte ha identificado cinco vectores clave de progreso que podrían impulsar una adopción más amplia de blockchain. Tres de estos vectores (aumento de la velocidad de las transacciones, estándares e interoperabilidad y facilidad de implementación) mejoran la viabilidad técnica. Los otros dos, avances regulatorios y expansión de consorcios, ayudan a ampliar la aplicabilidad de la tecnología a un mayor número de casos de uso e industrias.”

De la misma forma, Riccardo Spagni, desarrollador principal de Monero, sugirió que las normas reguladoras internacionales podrían permitir una fuga de cerebros relacionada con la criptomoneda, a medida que el talento involucrado en la industria se traslada a las jurisdicciones más beneficiosas.