Lo Nuevo

FMI: Los bancos deben evolucionar al igual que el dinero digital

  • En el artículo “El ascenso del dinero digital” se analiza cómo las compañías de tecnología están aumentando la competencia frente a los grandes bancos.
  • Los autores señalan los bancos no desaparecerán del todo ya que algunos se actualizarán y utilizarán las nuevas tecnologías.
  • A pesar de los avances y beneficios ofrecidos por las FinTech los bancos tradicionales poseen algunas ventajas que los colocan por encima de sus competidores tecnológicos.

Los bancos deben evolucionar o arriesgarse a “quedarse atrás” conforme las compañías tecnológicas alteran el sistema financiero, así lo indicó una nueva investigación del Fondo Monetario Internacional (FMI).

En el artículo El ascenso del dinero digital (The Rise of Digital Money), publicado este lunes 15 de julio, los autores Tobias Adrian - Asesor Financiero y Director del Departamento de Mercados Monetarios y de Capitales del Fondo Monetario Internacional-; y el investigador, Tommaso Mancini-Griffoli, analizaron cómo las compañías de tecnología están aumentando la competencia frente a los grandes bancos y firmas de tarjetas de crédito.

Los autores mencionan que las formas digitales de dinero están cada vez más en las billeteras de los consumidores, así como en las mentes de los representantes políticos. Y que las dos formas más comunes en las que se puede encontrar el dinero en nuestros días, efectivo y depósitos bancarios, van a enfrentar una competencia cada vez mayor e incluso se podrían ver superadas por el dinero electrónico.

“Los depósitos lucharán con el dinero electrónico, almacenado de manera digital y al valor monetario denominado y vinculado a un unidad de cuenta común, como el euro, dólar o Renminbi, o una cesta de los mismos. Las diversas formas de dinero electrónico son cada vez más populares y fundamentales” se lee en el artículo.

El estudio menciona que el manejo de efectivo y los depósitos bancarios se podrían ver superados por las transacciones electrónicas debido al desarrollo y avance con el que cuentan, tanto las grandes compañías tecnológicas, como Facebook, Apple, Google, Uber y Samsung, así como las nuevas empresas FinTech. Sin embargo, es poco probable que los bancos desaparezcan, cometan los autores.

“Los bancos sentirán la presión que genera el dinero electrónico, no obstante, deberían ser capaces de responder ofreciendo servicios más atractivos o en su defecto productos similares. Sin embargo, los nuevos participantes de hoy en el flujo de dinero, pueden algún día convertirse en instituciones como los bancos y ofrecer créditos basados en la información que tienen. Por tanto, el modelo bancario como tal es poco probable que desaparezca”.

De acuerdo con los autores, los bancos no desaparecerán del todo ya que algunos se actualizarán y utilizarán las nuevas tecnologías.

“Algunos se quedarán atrás sin duda...Otros evolucionarán, pero deben hacerlo rápidamente”.

Rápida adopción del dinero electrónico

Los autores consideran que, si un medio de pago tiene un valor estable relevante para los usuarios, es mucho más probable que ese medio de pago sea adoptado por la mayoría.

Esto se debe a que, por un lado, las partes involucradas deben acordar retener dicha forma de pago al menos, durante el tiempo necesario para completar la transacción realizada. De igual forma, deben acordar cuál será su valor en relación con el precio de transacción contratado, el cual generalmente está expresado en una unidad de cuenta común.

Este valor estable debe estar presente para que dicha forma de pago sea ampliamente aceptada y utilizada. Sin embargo, los investigadores cuestionan en su informe: ¿puede el dinero electrónico ser tan estable como algunas de sus formas de dinero en competencia? Si no es así, ¿pueden sus ventajas como medio de pago conveniente compensar y aun así conducir a una adopción generalizada?”.

Riesgos de la adopción del dinero electrónico

Si bien su adopción podría ser beneficiosa, el estudio menciona que también es necesario considerar los posibles riesgos de la desintermediación bancaria, mismos que deben ser entendidos y sopesados de manera cuidadosa, ya que los marcos regulatorios, por lo general, existen para abordar muchos de estos riesgos, razón por la que se deben revisar y fortalecer.

Los servicios financieros ofrecidos por las grandes empresas de tecnología podrían ser designados y regulados como sistémicos a nivel mundial. Un principio rector es que la regulación debe ser proporcional a los riesgos y tipos de servicios ofrecidos. Las firmas de Fintech que ofrecen servicios bancarios estarían reguladas como bancos, y las firmas que ofrecen el equivalente de fondos de inversión, o servicios de intermediarios, estarían reguladas como tales” se menciona en el documento.

Además, pueden surgir riesgos para la privacidad, la transmisión de la política monetaria, después de una caída en la demanda de divisas, la competencia del mercado, la integridad financiera y la formulación de políticas en general si se pierden datos valiosos, como los flujos de capital transfronterizos, mencionan los autores en el estudio.

Importancia de las tecnológicas en el sistema bancario

El informe se presenta en un momento en el que tanto los banqueros, como los responsables de la formulación de políticas en Estados Unidos, se encuentran debatiendo el papel que jugarán las compañías tecnológicas y las monedas digitales en el sistema bancario, y de pagos en general.

No obstante, en el informe, el Fondo Monetario Internacional considera que los bancos tradicionales, poseen algunas ventajas que los colocan por encima de sus competidores tecnológicos, como la capacidad de aumentar los intereses de los depósitos, acción que no pueden hacer los proveedores de dinero electrónico.

Un ejemplo de ello es Libra, la nueva moneda digital de Facebook, la cual no ofrecerá ningún interés a sus usuarios, ya que, cualquier interés generado con Libra, se destinará principalmente a dicha moneda digital y luego a los primeros inversores de la misma, según el portal especializado The Verge.

Otra ventaja del dinero físico es la aceptación con la que ya cuenta a diferencia del dinero digital. Ejemplo de ello es el escepticismo por parte de muchos funcionarios de todo el mundo con el que fue recibida la criptomoneda Libra. Además, a diferencia del dinero fiat, la moneda digital de Facebook plantea "serias preocupaciones" respecto a la privacidad, el lavado de dinero, la protección del consumidor y la estabilidad financiera, así lo indicó el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, ante el Congreso de Estados Unidos.

Sin embargo, el FMI también mencionó que en contraparte, las grandes empresas de tecnología, al igual que las nuevas firmas fintech son “expertos en brindar servicios confiables, atractivos, de bajo costo y convenientes a una gran red de clientes”, por lo que cuentan con herramientas para la libre competencia.

Desarrollo de las tecnologías

Con el objetivo de reforzar la idea de que el cambio y la adopción de lo digital es necesaria en áreas como la bancaria, el FMI mencionó como ejemplo el rápido cambio que hubo de los correos electrónicos a los Short Message Service (SMS) y de los SMS a las plataformas de mensajería instantánea como Telegram o WhatsApp.

El informe hizo especial énfasis en la adopción de WhatsApp, servicio propiedad de Facebook, el cual fue exponencialmente más rápida que el cambio inicial al correo electrónico, considerando que la base de usuarios es de mil 500 millones.

Debido a esta adopción acelerada de lo digital, es que el FMI considera que el sector del dinero digital puede ser próspero, sobre todo, si se adopta el principio de descentralización de la industria Blockchain como uno de sus principales parámetros clasificatorios.

“Mucho está en manos de los bancos centrales, reguladores y empresarios, pero una cosa es cierta: la innovación y el cambio probablemente transformarán el panorama de la banca y el dinero como lo conocemos”, se menciona en el docuemento.

Efectos de la red en la adopción del dinero digital

Igualmente, el FMI sugirió en el texto, la creación de un nuevo marco conceptual, con el que sea posible categorizar las monedas digitales como Libra de Facebook y las stablecoins. Además de permitir el análisis de las implicaciones de su surgimiento para la política del Banco Central.

En el estudio el FMI identificó seis factores que podrían agilizar el crecimiento de pagos con este tipo de activos: conveniencia, ubicuidad, complementariedad, bajos costos de transacción, confianza y efectos de red.

“Las primeras cinco razones pueden ser la chispa que encienda el fuego del dinero digital; La sexta es el viento que podría propagar el incendio. El poder de los efectos de la red para difundir la adopción de nuevos servicios no debe ser subestimado”.

Bancos y la posible emisión de monedas digitales

El Fondo Monetario Internacional ha examinado el papel que podrían desempeñar los bancos centrales en la emisión de monedas digitales, así lo indicó en una entrevista a concedida al medio CNBC en abril pasado, la entonces Directora Gerente del FMI, Christine Lagarde, quien mencionó que los disruptores en el sector financiero, incluidos los activos de cifrado, “claramente tienen un impacto” en los bancos tradicionales.

“Creo que el rol de los disruptores y cualquier cosa que use la tecnología de contabilidad distribuida, ya sea que se llame criptografía, activos, monedas o lo que sea ... eso está sacudiendo claramente el sistema”, dijo.

De igual forma, Lagarde, emitió una advertencia en junio sobre el impacto que la inteligencia artificial (AI) podría tener en los sistemas financieros globales, de acuerdo con el portal de noticias BBC News.

Christine Lagarde, Ex directora del FMI

Su advertencia se produjo durante la reunión de los ministros de finanzas del G20, en Japón. En ella, Lagarde mencionó que el uso de Big Data y la inteligencia artificial incrementa el dominio de la tecnología en el mercado de pagos móviles, lo que podría hacer que los legisladores de todo el mundo reconsideren la manera en cómo regulan el sistema bancario.

"Esto presenta un desafío sistémico único para la estabilidad financiera y la eficiencia" por lo que mencionó a China como ejemplo.
"En los últimos cinco años, el crecimiento de la tecnología en China ha sido extremadamente exitoso y permitió que millones de nuevos participantes se beneficiarán del acceso a productos financieros y la creación de empleos de alta calidad. Pero también ha llevado a dos empresas a controlar más del 90% del mercado de pagos móviles" dijo Lagarde.

Aunque aún falta mucho para que se de la aceptación general de la población a migrar a una economía digital, los bancos deben empezar a replantearse cuál será su papel en esta economía emergente y cómo se adaptarán a este nuevo sistema, de lo contrario, como menciona el FMI en su informe, se quedarán atrás.