Lo Nuevo

Banco Central de Bahamas realizará prueba piloto de moneda digital

  • El Banco Central de las Bahamas está desarrollando su propia criptomoneda bajo la iniciativa Proyecto Sand Dollar, la cual será el primer activo digital de las Bahamas.
  • El Banco Central tiene considerado introducir su versión digital del dólar de las Bahamas en el distrito de Exuma.
  • El Proyecto Sand Dollar tiene como finalidad, permitir que el acceso a los servicios financieros sea más eficiente y no discriminatorio.

El Banco Central de las Bahamas (CBOB) tiene considerado introducir una versión digital del dólar de las Bahamas en el distrito de Exuma.

De acuerdo con la información publicada en un comunicado de prensa oficial, el Banco Central de las Bahamas lanzó un programa piloto de su moneda digital (CBDC) este 27 de diciembre, el cual se extenderá hasta la primera mitad de 2020 a las islas Ábaco, las cuales se encuentran ubicadas en el norte de Bahamas e incluyen las islas Gran Ábaco y Pequeña Ábaco, así como gran número de pequeñas islas o cayos.

De acuerdo con el comunicado oficial, la moneda digital se está desarrollando bajo la iniciativa que lleva por nombre Proyecto Sand Dollar, la cual será el primer activo digital de las Bahamas. Dicha iniciativa tiene como finalidad, permitir que el acceso a los servicios financieros sea más eficiente y no discriminatorio.

El Banco Central presentará una versión digital del dólar de las Bahamas, comenzando con una fase piloto en Exuma en diciembre de 2019, y extendiéndose en el primer semestre de 2020 a Abaco. Esta iniciativa ha adquirido el nombre de Proyecto Sand Dollar, y el dólar de arena también es el nombre asignado a la moneda digital propuesta del banco central (CBDC). Esta es una continuación de la Iniciativa de Modernización del Sistema de Pagos de las Bahamas (PSMI), que comenzó a principios de la década de 2000. El PSMI de Bahamas apunta a mejores resultados para la inclusión financiera y el acceso, haciendo que el sistema de pagos nacionales sea más eficiente y no discriminatorio en el acceso a los servicios financieros”.

Reducir efectos negativos de dinero físico

A través de un documento en el que se señala a detalle, cuál será el funcionamiento de la mencionada iniciativa, el Banco Central de las Bahamas declaró que su moneda virtual podría “reducir los efectos negativos del uso del efectivo”. De acuerdo con el Banco Central, la nueva moneda digital conocida hasta el momento como dólar de arena, también “fortalecería efectivamente las defensas nacionales contra el lavado de dinero, el financiamiento del terrorismo y otros abusos ilícitos del sistema financiero”.

"El uso de efectivo también impone riesgos de seguridad física a los negocios y crea más exposición a pérdidas fraudulentas en relación con las transacciones electrónicas de punto de venta. En lo que se refiere a la seguridad física, una CBDC ampliamente adoptada también colocaría a los usuarios en un menor riesgo de delitos violentos dirigidos a los poseedores de efectivo, y reduciría potencialmente los costos de seguridad y de seguro asociados con el mantenimiento de efectivo en los locales comerciales".

Moneda digital ayudará a la población afectada por desastres naturales

El gobernador del Banco Central de las Bahamas, John Rolle, señaló en octubre pasado, durante un discurso en el Counsellors Limited's Exuma Business Outlook en Sandals Emerald Bay de las Bahamas, que el mencionado activo digital contaría con la capacidad de liberar a la nación de su actual dependencia del dinero en efectivo, lo que sería particularmente útil después de un desastre natural.

"Permitiría la restauración inalámbrica de la conectividad de los pagos, evitando el envío de dinero en efectivo y las frustraciones del manejo del mismo. Permitiría la dispersión electrónica de la ayuda y permitiría a las familias recobrar la dignidad personal al restaurar la flexibilidad para priorizar los elementos de necesidad personal que prefieren satisfacer después de los desastres".

En aquel momento, Rolle señaló que debido al huracán que afectó a la nación en octubre, el sector bancario del país se vio afectado por diversos daños significativos, principalmente en las estructuras físicas de Abaco y Gran Bahamas, lo que propició que las instituciones bancarias locales, se vieran obligadas a cerrar sus operaciones.

Te podría interesar: