Lo Nuevo

Volvo suma a CATL y LG Chem en su proyecto de rastreo de cobalto

  • Volvo ha sumado a las empresas  CATL de China y LG Chem de Corea del Sur proveedores mundiales de baterías a su proyecto de rastreabilidad de cobalto usando tecnología blockchain.
  • En agosto la empresa anunció que estaba utilizando tecnología blockchain para tener un mapeo del cobalto reciclado que utiliza en sus autos para garantizar que no fueran procedentes de minerales en conflicto o trabajo infantil.

A inicios de agosto de este año, Volvo anunció a través de una serie de correos que estaba utilizando tecnología blockchain para tener un mapeo del cobalto reciclado que utiliza en sus autos, esto con la finalidad de garantizar transparencia y confiabilidad respecto al origen de los materiales que usa en sus carros para comprobar que sus vehículos eléctricos no dependen de minerales en conflicto o trabajo infantil.

Como parte de este proyecto, el pasado 6 de octubre, la empresa automotriz anunció formalmente que se convertirá en el primer fabricante de automóviles en implementar la trazabilidad global del cobalto utilizado en sus baterías mediante la aplicación de la tecnología blockchain gracias al acuerdo con sus dos proveedores mundiales de baterías, Contemporary Amperex Technology Co., Limited (CATL) de China y LG Chem de Corea del Sur.

Este acuerdo se suma al que la empresa ya tenía con  las principales firmas mundiales de tecnología blockchain para implementar la trazabilidad del cobalto Circulor y Oracle.

"Hemos estado trabajando con Volvo y Circulor para implementar una aplicación de seguimiento de materiales sobre la Blockchain de Oracle", dijo Rakhmilevich. "Esto capturará datos relevantes para diferentes puntos a lo largo del proceso de fabricación, tales como tiempo, ubicación, peso, tamaño y más, para asegurar que todos los materiales utilizados sean precisos".

Los modelos Volvo XC40 Recharge y  el Polestar 2 son los primeros autos que  estarán fabricados de manera más responsable y cumplirán las regulaciones éticas que ha pautado la empresa, y al estar controlados por el Blockchain permitirán verificar o auditar las transacciones de manera independiente.

Volvo XC40 Recharge.

Minerales en conflicto

A la firma sueca le preocupa la procedencia de este mineral que tiene la cualidad de potenciar las propiedades de otros metales como el litio, por lo cual es muy codiciado, siendo su  mayor productor la República Democrática del Congo (RDC), donde alrededor de  un 10 por ciento es extraído de forma artesanal, aunque China es el principal productor del mundo de cobalto refinado.

En junio de este año, más de 40 mineros murieron trabajando ilegalmente en terrenos de la minera Glencore en la provincia de Lualaba, en el sureste de la RDC, cuando se derrumbó una mina, según publicó la BBC.

Este hecho junto a otros similares, ha ocasionado que esta nación sea identificada por Unicef como foco de 40.000 niños trabajando en minas en el sur.

Los mineros artesanales a menudo no tienen otra fuente de ingresos y en África subsahariana millones dependen de esta actividad para su sustento” ha indicado la BBC.

Martina Buchhauser, responsable de compras de Volvo dijo al portal  Bloomberg que en la  empresa:

"Siempre hemos estado comprometidos con una cadena de suministro ética para nuestras materias primas""Con la tecnología de la cadena de bloques podemos dar el siguiente paso para asegurar la trazabilidad completa de nuestra cadena de suministro y minimizar cualquier riesgo relacionado, en estrecha colaboración con nuestros proveedores".

Por su parte Mark Rakhmilevich, director senior de gestión de productos de Blockchain de Oracle explicó  que:

"El cobalto está en el corazón de las baterías de los vehículos eléctricos, pero los suministros son limitados. Compañías como Volvo están incrementando significativamente su producción, ya que la mitad de los coches Volvo serán eléctricos en 2025. Cada coche requiere de 10 a 20 kilogramos de cobalto en sus baterías", Trazabilidad con Blockchain

Para lograr el cometido de utilizar cobalto “ético”, también conocido como “oro azul”, es que Volvo desea establecer una red de datos compartidos transparente y fiable que garantice rastrear el citado mineral no sólo desde la mina, sino también hasta el lugar donde se envía.

Al apoyarse en esta tecnología que cada día ganas más adeptos, la firma sueca quiere asegurarse de cumplir su meta a cabalidad, y de esta forma proclamarse como el primer fabricante de automóviles que aplicará Blockchain para implantar un sistema de trazabilidad total de los materiales que se utilizan en las baterías de sus automóviles.

Rakhmilevich detalló:

"Volvo se está asegurando de que sus suministros de cobalto sean claros y estén a salvo de problemas poco éticos mediante el rastreo de materias primas en la Blockchain de Oracle. Hemos estado trabajando con Volvo desde este verano para implementar una aplicación de seguimiento de materiales que captura datos relevantes para diferentes puntos del proceso de fabricación".

Iniciativas como esta buscan que Volvo, propiedad del grupo chino Zhejiang Geely Holding Group, adquiera el producto con firmas que cumplan la normativa legal, refinerías licenciadas y métodos probados para la extracción y tratamiento del cobalto.

Ahora queda esperar y ver cómo se usa la tecnología para garantizar la sostenibilidad del cobalto y si este tipo de proyectos se pueden ejecutar con seriedad, al demostrar el compromiso de adquirir cobalto de origen responsable.

Te podría interesar: