Lo Nuevo

Emisiones de CO2 causadas por Bitcoin son menores de lo reportado

  • El estudio "Análisis del ciclo de vida de Bitcoin Mining" menciona que los estudios relacionados a la minería de Bitcoin y sus emisiones de CO2  están basados en suposiciones generales y no en datos reales.
  • El informe descarta la actitud alarmista hacia el impacto de la minería Bitcoin en el medio ambiente.
  • Los autores mencionaron que el impacto ambiental por minería se reducirá si el equipo minero se vuelve más eficiente y aumenta el uso de fuentes de energía renovables.

Un estudio titulado "Análisis del ciclo de vida de Bitcoin Mining", desarrollado por Susanne Köhler y Massimo Pizzol, de la Universidad de Aalborg de Dinamarca, sostiene que se han publicado algunas investigaciones que se basan en suposiciones generales sobre las emisiones de carbono (CO2) en la generación de electricidad.

Los autores realizaron una evaluación del ciclo de vida para comprender mejor el impacto total al ambiente de la minería Bitcoin, y estimaron el consumo de electricidad y las emisiones de dióxido de carbono en 2018 para cada etapa, empezando por la extracción de las materias primas para fabricar los equipos. Además, tomaron en cuenta la producción, uso y reciclaje, considerados como aspectos relevantes.

Esta investigación causa controversia a nivel mundial porque demuestra que Bitcoin no es tan nocivo para el ambiente como se ha hecho creer hasta ahora, al afirmar que las emisiones de carbono son mucho más modestas que las sugeridas en informes anteriores.

Estudios preliminares

Estudios preliminares al de Aalborg afirman que el consumo de energía de Bitcoin es negativo. En este año la Universidad Técnica de Munich (TUM) y el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT). presentaron un informe sobre las emisiones de de CO2 causadas por ninar Bitcoin, las cuales según sus estimaciones eran semejantes al volumen de emisiones  totales de las ciudades de Viena, Hamburgo o Las Vegas.

"Sin embargo, estos informes se basan en una serie de aproximaciones", dice Christian Stoll, quien realizó una investigación para la Universidad Técnica de Munich (TUM) y el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT).

Ante el panorama que dibujan este tipo de aseveraciones que se han levantado en contra de la minería de criptomonedas este nuevo estudio lleva a cuestionarse si los detractores de la minería de Bitcoin ¿están en lo cierto? Porque para los autores Köhler y Pizzol lo que importa es estudiar el tema en detalle y no evadir la geografía.

El principal aspecto que lo distingue de los trabajos efectuados con antelación sobre el tópico, es que estos no tomaron en cuenta datos precisos relacionados con las emisiones de CO2, por ejemplo, Kohler alertó sobre la falta de información legítima al mencionar que :

"Por un lado, tenemos estas voces alarmistas que dicen que no llegaremos al acuerdo de París sólo por culpa de bitcoin. Por otro lado, hay muchas voces de la comunidad bitcoin que dicen que la mayor parte de la minería se hace con energía verde y no es de alto impacto"

Resultados del estudio

De acuerdo con Köhler, la mayoría de los estudios medioambientales asumen el mismo consumo de energía y las mismas emisiones de las explotaciones mineras. Basándose en estos supuestos, las emisiones de CO2 de Bitcoin Mining se estimaron en 63 megatones al año. Sin embargo, de acuerdo al estudio danés, existen diferencias regionales en el consumo de energía.

De igual forma,  los autores también llegaron a la conclusión de que la mayor parte del impacto medioambiental de Bitcoin fue resultado directo del uso de electricidad y de equipos mineros en el proceso de acuñación, de acuerdo a Bitcoin.com

La investigación de Köhler y Pizzol puntualiza que diferentes lugares están conectados a diferentes fuentes de energía y por lo tanto tienen diferentes emisiones de CO2. Considerando estos factores e incluyendo esta data en el cálculo, la cifra es mucho más baja, alrededor de 17,29 megatones por año.

China, un país de estudio primordial

La República Popular de China alberga un poco más de la mitad de todos los mineros de bitcoin hoy en día, y sus instalaciones mineras producen una cifra mucho más baja. "En 2018, la red Bitcoin consumía 31,29 TWh con una huella de carbono de 17,29 MtCO2-eq", señala el estudio.

El profesor Stephen Murphy de la Escuela de Computación y Tecnología Digital de la Universidad de Birmingham City menciona en reportaje publicado en The Face, que mientras hay soluciones de minería de energía limpia en países ricos en energía renovable como Islandia, Noruega y Suecia, China es vista como la capital de criptografía con más operaciones mineras que cualquier otro país, y aunque su industria de energía limpia todavía está en desarrollo, el 73 % de los centros de datos de China obtienen su energía del carbón.

"China es uno de los mayores mercados de la minería Bitcoin porque es relativamente fácil comprar un viejo almacén, llenarlo de ordenadores y servidores, y la electricidad es barata", dice Murphy. "Pero debido a que la mayoría de su capacidad de generación eléctrica es de carbón, eso tiene un impacto negativo en términos de emisiones de dióxido de carbono."

Emisiones varían de acuerdo a su ubicación

La tesis indica que si se trata de una granja localizada en Mongolia Interior, allí se producirán más emisiones porque la mayor parte de su energía proviene del carbón. Sin embargo, si el caso es una granja ubicada en la localidad de Sichuan, provincia del suroeste, se producirán emisiones mucho más bajas porque depende de la energía hidroeléctrica para efectuarlo.

Se puntualiza que las regiones que producen la mayor parte de las emisiones de carbono relacionadas con la minería Bitcoin se encuentran en Mongolia interior y Xinjiang, encontrándose en los puestos siguientes, a la población denominada Alberta en Canadá y el estado de Washington en los estados Unidos de América. En el séptimo lugar está Sichuan que utiliza principalmente energías renovables, lo que demuestra a juicio de los investigadores que realizar evaluaciones ciegas o aproximadas de la industria minera será inútil sin datos legítimos.

Entonces la tesis de si la minería no es necesariamente amigable con el ambiente, se debe analizar muy detalladamente como lo sugieren Susanne Köhler y Massimo Pizzol, admitiendo que esto no significa enfatizar que la minería de Bitcoin sea respetuosa con el ambiente.

El sitio Criptomonedas&Ico menciona que  “Culpar al proceso minero por objetivos climáticos equivocados es una visión muy cómoda que distrae de los problemas reales. La minería Bitcoin es siempre tan sucia o limpia como lo permitan las fuentes de energía Si las centrales eléctricas de carbón son los principales proveedores de energía, no es sorprendente que el balance de CO2 sea negativo.”.

El estudio da luz, un paso adelante y marca pautas claras para el análisis de este tema tan discutido o controversial en caso de que se quiera seguir investigando.

Te podría interesar: