Lo Nuevo

Bitcoin y el Impacto Ambiental

A través del tiempo, el Consumo de Energía de Bitcoin ha sido criticado por muchos expertos y es un tema que preocupa cuando se analizan los pros y contras de las criptomonedas. A pesar de que otros sistemas monetarios también consumen mucha energía al imprimir papel o llevar a cabo las transacciones, Bitcoin no puede existir sin el consumo de la energía eléctrica y hay algunos países como China, Noruega y Canadá que están tomando medidas prohibicionistas para evitar que la energía generada en sus países se invierta en las criptomonedas.

Bitcoin necesita consumir energía para sostenerse. Esto, necesariamente involucra a las criptomonedas en la discusión en torno al impacto ambiental. La práctica de la minería de criptomonedas, requiere vastas cantidades de corriente eléctrica para potenciar a las miles de computadoras conectadas que están corriendo cálculos simultáneos. Nuevas monedas son la recompensa para los primeros en completar el cálculo. Después, las transacciones son confirmadas y registradas en el registro público de las criptomonedas, o bien Blockchain. Más oportunidades tendrá de ganar Bitcoin quien más poder esté invirtiendo en ello, es por esta razón que el sistema consume tanta energía.

Se estima que la industria minera de Bitcoin consume entre 55.63 y 73.12 TWh de electricidad al año. Hay entre 175 y 181 países que anualmente usan menos electricidad que la industria minera de Bitcoin. Según los datos de Power Compare actualizados a finales del 2018.

En el mapa que se muestra a continuación, aparecen en color negro todos los países cuyo consumo anual de electricidad supera los 73 TWh (Máximo estimado que se utiliza para minar Bitcoin). En azul aquellos países cuyo consumo se encuentra entre los 73 y los 55 TWh de electricidad. Y en amarillo los países que al año consumen menos de 55 TWh (Mínimo estimado que se utiliza para minar Bitcoin).

Imagen de: Power Compare. Países que consumen más o menos electricidad que Bitcoin a finales del 2018.

México figura como uno de los países que anualmente consumen más energía que la industria minera de Bitcoin; en todo México en un año, se consumen aproximadamente 238 TWh de electricidad. Esto es alrededor de 4 veces más que la energía consumida por la industria minera de Bitcoin.

Sin embargo, hay muchos países que gastan mucho menos energía que Bitcoin. La minería de Bitcoin ahora consume potencialmente más electricidad que casi el 10% de la gente del mundo y hay 66 países cuyo consumo de electricidad per cápita es menor al que se necesita para minar 1 Bitcoin. Sin embargo, en los últimos 10 años, la minería de Bitcoin ha usado tanta energía como la que utilizan los coches en EUA en 3 o 4 días.

A pesar de que el hashrate total puede ser calculado, es imposible determinar lo que esto significa en términos de consumo de energía, ya que no hay un registro central con todas las máquinas activas y su consumo exacto de poder. Los números que se proveen son estimados.

Además, se está hablando únicamente de la energía que se utiliza para la minería, sin embargo, para que un usuario pueda comprar Bitcoin, forzosamente requiere estar conectado a fuentes de electricidad. La energía utilizada por los traders y usuarios de Bitcoin.

China es el país del mundo que más energía eléctrica consume: Al año gasta aproximadamente 6,310 TWh por año, esto representa casi el 30% del consumo de electricidad mundial. La semana pasada, China publicó un comunicado acerca de las medidas que se están tomando para reducir el impacto medioambiental y dentro de esta agenda se menciona a las actividades de minería (la producción de una moneda virtual como Bitcoin) como perjudiciales para el medio ambiente, al grado que se esta considerando prohibir el minado de Bitcoin en el gigante asiático.

Se estima que en China ocurre el 70% del minado de Bitcoin a nivel mundial. Además, la forma más común de obtener energía en China es a través del carbón, combustible fósil altamente contaminante. De por sí las autoridades Chinas se han mostrado escépticas ante el uso de Bitcoin en repetidas ocasiones. La prohibición de la minería de Bitcoin en China, podría hacer tambalear la industria.

Otros casos similares se han presentado alrededor del mundo. Por ejemplo, el año pasado, en Alberta, Canadá la comunidad aledaña a una granja de minado de Bitcoin presentó quejas ante la alcaldía local, reclamando que la granja de minado utiliza la misma cantidad de energía que se usa en el pueblo entero, llamado Medicine Hat.

“La forma en que el algoritmo de bitcoin funciona, está diseñada a gastar tanta electricidad como sea posible. Y mientras más popular se vuelve bitcoin, más electricidad gasta” dijo Keith Stewart, vocera de Greenpeace.

Las autoridades Noruegas han actuado sobre la misma línea. El país nórdico ha implementado un plan para reducir los impuestos sobre la energía eléctrica, sin embargo, excluye a la industria minera de criptomonedas de este beneficio. Así, Noruega pone fin a la electricidad barata para el sector minero, que depende de la energía para operar.

¿Cómo se puede continuar el desarrollo de Bitcoin sin que represente un daño al medio ambiente?  Afortunadamente, el desarrollo tecnológico permite solucionar problemas complejos como este. Los desarrolladores de Bitcoin que trabajan en la innovación, tendrán que resolver esta situación al buscar alternativas para reducir el consumo de electricidad.

Se han creado mecanismos para aprovechar al máximo el poder computacional que hay en todo el mundo. Existen tecnologías para que los usuarios del mundo "renten" el poder de sus dispositivos para minar o almacenar Bitcoin, además de que esto da a los usuarios una recompensa.

Mecanismos como la Prueba de Participación (Proof-of-Stake) en el mundo de las criptomonedas eliminan la necesidad de dedicar más poder energético para crear más criptomonedas, pues en vez de dar preferencia a quien más trabaja en la minería (Proof of Work), dan preferencia a quien más criptomonedas tiene. Además, las granjas de minado pueden surtir su abasto de electricidad a través de energías limpias y así reducir su huella de carbono. Aproximadamente el 75% del consumo de la energía de Bitcoin viene de recursos renovables.

Si se espera que la economía de las criptomonedas prospere en el futuro, será necesario que los desarrolladores encuentren maneras de disminuir el consumo de energía requerida para minar Bitcoin, en lugar de que se incremente. Bitcoin es una tecnología que se utiliza cada vez más y que está siendo utilizada por personas de todo el mundo como alternativa frente al sistema económico tradicional.