Lo Nuevo

Granja de Minado Canadiense Recibe Quejas Por Consumir Demasiada Energía

El pasado 25 de Septiembre, 2018 se inauguró una nueva planta de minado de criptomoendas en una ciudad de Alberta, Canadá llamada Medicine Hat. Esta ciudad es una de las principales zonas productoras de electricidad a partir de combustibles fósiles. En este proyecto se invirtieron más de $100 millones de dólares y cuenta con 4.5 hectáreas, lo que sitúa a esta planta entre una de las más grandes del mundo.

Este proyecto es lidereado por BitFury y Hut 8, empresas de producción de chips y hardware para minar criptomonedas. En esta granja en Medicine Hat, se crean alrededor de 20 bitcoins al día y para ello se consume la misma cantidad de electricidad que la que se consume en toda la ciudad de Medicine Hat, en donde viven más de 60,000 personas. La planta tiene una capacidad para más de 60 megawatts, esto es 10 veces más de lo que consume cualquier otra fábrica en la ciudad.

Como respuesta a esto, grupos de ciudadanos preocupados por la cantidad de energía que se utiliza en la planta, se quejaron con el alcalde de la ciudad y argumentaron que el consumo es muy elevado.

“La forma en que el algoritmo de bitcoin funciona, está diseñada a gastar tanta electricidad como sea posible. Y mientras más popular se vuelve bitcoin, más electricidad gasta” dijo Keith Stewart, vocera de Greenpeace.

El alcalde, Ted Clugson, admitió en una entrevista, saber poco sobre criptomonedas y también comentó que estaba contento de vender electricidad a BitFury y a Hut 8, sin embargo, considera que esta industria no es esencial, por lo que, en caso de que la zona se vea afectada por una ola de calor o sufra escasez de energía, la planta de minado será la primera en quedarse sin recursos.

Bitcoin y Medio ambiente

Para que Bitcoin exista, se debe de seguir un proceso llamado minado. El minado de Bitcoin consiste en generar a través de una máquina, los hashes o las direcciones de cada bloque, dentro del cual se incluyen cientos de transacciones. Para generar un hash correcto, es necesario intentar varias veces, se trata de un proceso de prueba y error que requiere el trabajo constante de personas y máquinas. Este proceso se llama Proof-Of-Work y consiste en dar preferencia a quien más trabajo, tiempo y poder invierte en minar bitcoin.

Más oportunidades tendrá de ganar bitcoin, quien más poder esté invirtiendo en ello, por esta razón, este sistema consume tanta energía.

Por eso, se crean plantas, también conocidas como granjas o "pools" en las que se corren cientos de ordenadores para descifrar los hashes. El consumo anual de todas las plantas de minado del mundo equivale a $1.5 billones de dólares y suelen estar en lugares en donde la electricidad es barata. En 2017, el minado de Bitcoin consumió el 0.13% de toda la electricidad del mundo, de acuerdo a los datos de Power Compare.

Los defensores de Bitcoin argumentan que si se compara la energía consumida en las transacciones de Bitcoin con la consumida por los bancos tradicionales, se podrá hacer un análisis completo del caso. Sin embargo, en un estudio realizado por Digitonomist en el que se comparó el consumo anual de todas las transacciones de VISA con el de las transacciones de Bitcoin se descubrió que VISA consume 5,000 veces menos energía que Bitcoin. VISA consumió en el 2017 un total de 674,922 Gigajouls de energía en todas sus operaciones que se elevan a 111.2 Billones de transacciones (en este conteo no se tomó en cuenta la energía consumida en las oficinas y establecimientos de VISA). Mientras que Bitcoin consume 29.05TWh, de acuerdo a los datos de Power Compare.

BTC-vs-VISA-Energy
Imagen obtenida de Digitonomist

Alternativas

Proof-Of-Work fue el primer algoritmo desarrollado, pero no es el único, hay otros algoritmos que funcionan de maneras diferentes y que podrían dar resultados distintos en lo que al consumo de energía se refiere. El algoritmo de Proof of Stake, en el cual se da preferencia a las personas que tienen más criptomonedas, en lugar de dar preferencia a aquellos que invierten más energía.

El poder de minado es muy alto y se está elevando cada vez más gracias a las innovaciones en computación.

Ethereum, tiene planes de cambiar su algoritmo de proof of work por uno más eficiente de Proof of Stake llamado Casper. Este cambio va a minimizar el consumo de energía, de hecho, si analizamos la gráfica de consumo de energía de Ethereum podemos ver que el rumbo está empezando a cambiar.

Ethereum-energy-consumption
Imagen obtenida de Digiconomist

La innovación tecnológica eficienta los procesos día con día. Bitcoin es solo el comienzo de la nueva era de las criptomonedas y no falta mucho para que se inventen soluciones al intenso consumo de energía. Pronto, las transacciones serán mucho más eficientes y se crearán nuevas soluciones frente al problema de sustentabilidad que hoy tiene Bitcoin.