Lo Nuevo

Túnez emitirá moneda digital utilizando blockchain

  • El Banco Central de Túnez anunció que la digitalización del dinar tunecino ha comenzado y que la moneda digital E-Dinar se emitirá en la blockchain de Universa.
  • Túnez no emitirá una nueva moneda, más bien parte de sus reservas serán trasladadas a la plataforma.

Túnez es la primera nación que ha tomado la iniciativa de migrar su moneda nacional un formato electrónico, es decir, al entorno de una plataforma blockchain. Para lograrlo, la nación de África del Norte se apoyará en la pequeña empresa rusa ICO Universa, para emitir y administrar la Moneda Digital del Banco Central de Túnez (CBDC), así lo señaló la agencia de noticias rusa Tass el pasado siete de noviembre.

E-Dinar más transparente que el físico

La agencia también señaló que el Banco Central de Túnez, indicó que la digitalización del dinar ya ha comenzado y que la Moneda Digital del Banco Central de Túnez resguardada en papel será emitida por medio de la cadena de bloques Universa.

Universa también recibirá un porcentaje de las transacciones realizadas con el “E-Dinar”, además de puntualizar que el libro mayor se encontrará visible para el banco central del país.

El Banco Central de Túnez ha anunciado el lanzamiento del trabajo sobre la creación de una plataforma y la digitalización del dinar tunecino. El dinero virtual se emitirá utilizando una plataforma creada por desarrolladores rusos: Universa Blockchain. Un exportador de tecnología (exportación de soluciones informáticas, una de las tareas del proyecto nacional "Cooperación internacional y exportación") recibirá un porcentaje de cada transacción electrónica, y el Banco Central de Túnez verá cada transacción, así como cada vendedor y comprador en línea”.

El dinero electrónico no es criptomoneda

De acuerdo con la agencia informativa, la criptomoneda como categoría de dinero electrónico, ha contado con un desarrollo en el mundo físico durante varios años, sin embargo, tanto el Bitcoin como otro tipo de dinero virtual siguen siendo semi-legales.

Esto se debe a que la "producción" de dicho dinero no es realizada por una institución como los bancos centrales o directamente por alguna nación, como sí ocurre con el dinero físico, sino que es hecha por los individuos.

"Estamos a favor del desarrollo de tecnologías financieras. Pero no apoyamos el dinero privado de ninguna forma, digital o no. Si reemplazan el dinero público, destruirán la política monetaria y la estabilidad financiera. Estamos en contra", señaló Elvira Nabiullina, jefe del Banco Central de Rusia.

Sin embargo, para Alexander Borodich, fundador y CEO de Universa, esta forma de moneda de dinero electrónico no puede considerarse una verdadera criptomoneda.

La diferencia entre el dinero estándar, que tiene efectivo y una forma virtual (si el dinero está en una tarjeta bancaria), y el dinero electrónico, incluidas las criptomonedas, está en la transparencia de las transacciones. Cuando pagamos algunos bienes utilizando una tarjeta bancaria y una terminal, físicamente el dinero no se transfiere al vendedor de inmediato. Una transacción puede demorar aproximadamente una semana. Además, el papel moneda, cuya versión virtual se utilizó para pagar los bienes, puede ubicarse en otro lugar, en otro vendedor o contraparte, en un cajero automático, en un banco de terceros y en un tercero. Todo esto dificulta el proceso de búsqueda de transacciones por parte del Banco Central y crea el terreno para el comercio ilegal, la evasión fiscal o la corrupción”.

E-Dinar y el blockchain

Es importante que considerar que cualquier moneda digital funciona principalmente con la cadena de bloques para garantizar la seguridad de las transacciones debido a que ésta no puede ser manipulada y cada transacción es rastreable.

No obstante, la efectividad de esta tecnología no cuenta con una buena popularidad entre los participantes del mercado de divisas y los reguladores, situación diferente a la propiedad de dicho dinero. En la representación nacional, cualquier dinero debe ser administrado desde un solo centro estatal, lo que significa que Túnez debe tener una responsabilidad proactiva en la emisión de dinares electrónicos estatales.

Esto debido a que dicho dinero, al igual que las criptomonedas, son rastreables y por tanto están protegidos, sin embargo, a diferencia del cripto dinero, el Edinar es de propiedad estatal y cuenta con papel moneda real.

Los billetes digitales no pueden ser falsificados: cada billete está protegido por criptografía como su contraparte en papel tiene sus propias marcas de agua digitales. Además, la producción de dicho billete es 100 veces más barata que desperdiciar tinta, papel y electricidad en el proceso de impresión señaló Borodich.

Es así que Tunez no emitirá una nueva moneda, más bien, parte de sus reservas solamente serán trasladadas a la plataforma, donde los ciudadanos podrán cambiar su dinero físico por dinares electrónicos.

Dinero digital: cambiará cómo funcionan los bancos privados

Borodich también consideró que el E-Dinar podría cambiar la forma en que actualmente funcionan los bancos privados, ya que todo el dinero físico permanecerá en el banco central, mientras que los bancos se convertirán en una especie de operadores, que brindarán solo servicios y competirán en la calidad de los servicios ofrecidos.