Lo Nuevo

Deutsche Bank vive graves circunstancias financieras

  • El banco alemán, Deutsche Bank, vive graves circunstancias financieras que se vienen agravando desde el año 2008.
  • La crisis los obligará a cerrar oficinas en ciudades claves a nivel mundial y un recorte de 18 mil empleados.
  • El sector que en esta entidad se dedica a la bolsa y al “trading” también se verá seriamente afectado.

El Deutsche Bank (DB), la principal entidad bancaria de inversión alemana - cuenta con casi 600 mil inversores y accionistas- vive graves circunstancias financieras que se vienen agravando desde el año 2008.

Esta cris le ha obligado a llevar a cabo, entre otras cosas, una reestructuración radical en su plantilla, reducir sus gastos de gestión y cierre de oficinas en ciudades claves a nivel mundial como en Tokio, Singapur, Hong Kong, Estados Unidos, Londres, y México.

Esta reestructuración contempla forzosamente tener que recortar un promedio de 18 mil puestos de trabajo en sus sedes de todo el mundo de forma paulatina, lo cual significa reducir a 74 mil la cifra del talento humano final que la integrará, una quinta parte con lo que cuenta hoy día.

De acuerdo con el sitio Bloomberg el director general del DB, Christian Sewing, indicó que para los intereses del banco a largo plazo no hay alternativa a la reestructuración.

"Sólo así podemos lograr que el Deutsche Bank vuelva a tener una posición de liderazgo", comentó Christian Sewing.

Otras de las acciones que ha tomado el banco para enfrentar su situación son:

  • Supresión de dividendos para este y el próximo año.
  • La creación de un Banco que gestione la liquidación de 74 mil millones de euros en activos de riesgo de la banca de inversión, área que antes de esta crisis era considerada una parte medular del negocio, y le dio vida e impulso.
  • Apertura de una nueva división para clientes institucionales, tales como administradores de activos y fondos de cobertura, enfocada hacia la venta de productos de administración de efectivo, financiamiento del comercio exterior y de cobertura a clientes corporativos.
Foto: Reddit 

La Bolsa y trading afectados

Antes de la crisis actual en esta entidad financiera alemana, la banca de inversión era muy rentable, aportando buena parte de los beneficios, pero desde la caída registrada en el 2008, el banco se ha visto obligado a pagar miles de millones de dólares en multas y a la vez se han registrado pérdidas en el valor de las acciones en bolsa como, por ejemplo, la depreciación este año del 41% del valor que ronda los 22 mil millones de euros, según un reportaje de Telesur.

Tomando en cuenta esta serie de hechos y otros paralelos, los voceros oficiales del Deutsche Bank indicaron que, entre las alternativas de gestión que enfrentan actualmente, está la de reducir las actividades en bolsa y trading, este último sector casi por completo.

Durante una asamblea general este año, el Consejero Delegado Christian Sewing, anunció duros recortes en el sector de la banca de inversión incluidos los negocios con acciones y divisas, así como la asesoría en fusiones de empresas y en salidas a Bolsa, indicaron al respecto los portales de noticias de RTVE.es y EFE.

"Desde entonces, muchos de ustedes me han preguntado cuándo se anunciarían las medidas concretas. Hoy ha llegado el día…Es un retorno a las raíces del Deutsche Bank y se trata de volver a poner las necesidades de nuestros clientes en el centro de los que hacemos", ha enfatizado Sewing en una carta a los empleados.

Posiciones de los expertos

Joachim Goldberg, especialista en mercados financieros, ha manifestado que, para recuperar la confianza de los inversores, el banco pretende ahorrar masivamente, pero esto no es suficiente.

"En estos tiempos hay que crear algo de valor más allá de reducir costes y la bolsa lo sabe. De ahí el ambiente. No diría que es fatal, pero sí algo deprimente porque no hay crecimiento a la vista", dijo en un reportaje del medio alemán Deutsche Welle.

Eoin Mullany, analista de Wall Street en Berenberg Bank, experto en el sector general, investigación de renta variable y servicios financieros, declaró que:

La reestructuración "no cambia el hecho de que DBK esté expuesta a un sector en declive estructural -banca de inversión- y en el que los precios marginales deben ser de equilibrio -retail alemán-".

También se registra desconfianza por parte de algunos inversores puesto que el Deutsche Bank acumula pérdidas de 6 mil 700 millones de euros y mantiene abiertas disputas legales por prácticas irregulares, según ha emitido el portal de noticias Telesur.

Dos caras de la misma moneda

Hasta el momento la entidad financiera solo se pronuncia a través de notas de prensa en internet, y tras la caída de las acciones subraya su solidez y habla de poseer buenas reservas, pero en el mercado, la incertidumbre arropa la realidad del Deutsche Bank y se generan un sin número de opiniones tanto de desconfianza como de apoyo al banco.

Entre estas, se ha indicado que entre los objetivos financieros pautados en el plan de acción hay un optimismo desbordado, al establecer la posibilidad de lograr un rendimiento de los fondos propios tangibles del 8% para 2022. Esta acción parece "muy improbable" de acuerdo con los analistas de Citigroup

Por su parte un análisis de Bloomberg, menciona que el proyecto en desarrollo contempla básicamente: reducir el tamaño del banco de inversiones, actualizar la gestión, y bajar los costos, mientras se invierte en mejores controles y tecnología. Todo esto con la finalidad de aumentar la rentabilidad, y centrándose en prestar servicios para grandes empresas, llevando como bandera una gestión efectiva, financiación comercial y cobertura adecuada a cada caso.

Lo cierto es que los ojos del sector bancario, la atención de los inversionistas y el devenir de la propia economía mundial, están sujetos de alguna forma a los acontecimientos que se desarrollen al respecto.

Según el Deutsche Bank, el mayor banco de crédito aleman, se busca recobrar la competitividad y estabilidad en la entidad, que en su historia posee el movimiento de gran cantidad de negocios y múltiples fusiones nacionales y globales, entre muchos otros aspectos. Sin duda el resultado de las acciones tomadas podría afectar la próxima celebración en el 2020 de su 150 Aniversario.