Lo Nuevo

CEO de QuadrigaCX configuró cuentas falsas con fondos de clientes

  • Un informe publicado por  Ernst & Young  menciona que el CEO del exchange  transfirió millones de dólares en criptomonedas de las cuentas de los clientes de su firma.
  • El mal manejo de fondos provocó la pérdida de 145 millones de dólares en saldos de criptomonedas.
  • Después del fallecimiento de Gerald Cotten, el exchange Quadriga perdió el acceso a losmonederos que poseían los activos adeudados a sus clientes.

El conocido el caso de Gerald Cotten, fundador de la plataforma canadiense de exchange, QuadrigaCX, quien al fallecer provocó la pérdida de 145 millones de dólares en saldos de criptomonedas, vuelve a dar de qué hablar. Esta vez con relación a fondos de los clientes de su firma.

Cotten, quien se dijo que murió en diciembre pasado, posiblemente malversó los fondos de sus clientes para utilizarlos en bienes raíces, yates de lujo y compensar los problemas en otros exchanges.

De acuerdo con un informe publicado por la firma de servicios profesionales, Ernst & Young, y presentado el 19 de junio ante la Corte Suprema de Nueva Escocia, el fundador y CEO del exchange QuadrigaCX transfirió millones de dólares en criptomonedas de las cuentas de los clientes de su firma, para utilizarlos como garantía para realizar negocios personales en otras plataformas, así como para proporcionarse un estilo de vida de lujo. Al parecer, Cotten sustrajo más de 200 millones de dólares de sus clientes.

Manipulación de fondos

Según el reporte de Ernst & Young, Cotten aprovechó su posición como CEO de la compañía para crear cuentas con nombres falsos dentro de su propia plataforma y realizó depósitos e intercambios falsos.

Esto propició “la aparición de cifras de ingresos infladas, transacciones artificiales con los usuarios y, en última instancia, el retiro de criptomonedas que los usuarios depositaron”, reveló el informe.

Lo anterior le permitió al empresario retirar una cantidad significativa de divisas digitales de las cuentas de sus usuarios y dirigirlas a sus cuentas personales.

Además, de acuerdo con la citada firma de servicios profesionales, QuadrigaCX no mantuvo las criptomonedas de sus usuarios en billeteras custodiadas, en su lugar transfirió las divisas virtuales a otras plataformas que son competidoras directas de la empresa, pero controladas por Cotten.

Importantes volúmenes de criptomonedas fueron transferidos fuera de la plataforma QuadrigaCX a exchanges de la competencia en cuentas personales controladas por el Sr. Cotten. Parece que el usuario fue registrado en estos exchanges y en algunas circunstancias usado como garantía para una cuenta de comercio de margen establecida por el Sr. Cotten”, indicó Ernst & Young en su informe.

Las tarifas y las pérdidas comerciales "parecen haber afectado negativamente a las reservas en criptomonedas de QuadrigaCX", mientras que otras sumas se enviaron a billeteras cuyos propietarios Ernst & Young no pudo confirmar.

Preparación del terreno

Cabe resaltar que entre 2016 y 2018, el CEO de la firma de criptodivisas transfirió 9 mil 450 bitcoins (BTC), 387 mil 738 ethereum (ETH) y 239 mil 20 litecoin (LTC) a los exchanges de la competencia.

Asimismo, al parecer Cotten creó cuentas falsas dentro de su propia empresa con la finalidad de acreditarlas con cantidades de dinero FIAT que en realidad no existían. Con esto, compró las divisas digitales de sus clientes, a través de una cuenta falsa llamada Chris Markay.

Posteriormente, el informe realizado por la firma Ernst & Young, indicó que Cotten también negoció criptodivisas como zcash, dash, dogecoin y omisego, operaciones en las que "generó pérdidas sustanciales".

De esta forma, en otro intercambio no identificado el CEO de QuadrigaCX recibió 21 mil 501 bitcoins depositados en una cuenta nombrada Cotten. Todos menos ocho bitcoins se liquidaron, obteniendo de esta forma unos 60.4 millones de dólares.

¿Qué sigue?

Debido a esta circunstancia, la Oficina Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) intensificó su investigación sobre la casa de cambio de criptodivisas, por lo que requirió a todos los clientes y usuarios de QuadrigaCX que fueron afectados por la desaparición de su dinero, responder algunas preguntas y ayudar con la investigación en curso, en caso que fuese necesario.

Quadriga había solicitado en un principio la protección de los acreedores cuando, después del fallecimiento de Gerald Cotten, el exchange perdió el acceso a sus monederos fuera de línea y a las claves correspondientes que supuestamente poseían los activos adeudados a sus clientes.

Asimismo, el informe presentado por Ernst & Young también detalló la mala gestión, así como las malas prácticas realizadas por QuadrigaCX y señaló que la compañía no mantenía registros administrativos y no tenía un plan de contingencia para la pérdida de fondos o de su CEO.

De momento, las investigaciones continúan, mientras se aclara la situación con las divisas digitales de los usuarios de QuadrigaCX.